AVENGERS: ERA DE ULTRÓN

DIRECCIÓN: Joss Whedon
TÍTULO ORIGINAL: Avengers: Age of Ultron (2015)
PAÍS: Estados Unidos
GUION: Joss Whedon
FOTOGRAFÍA: Ben Davis
MÚSICA: Danny Elfman, Brian Tyler
DURACIÓN: 141 minutos

 
       

Juan Carlos Romero Puga | @jcromero

Si bien no logra superar la primera reunión de los grandes héroes de Marvel, Avengers: Era de Ultrón  consigue, además combinar acción y recursos visuales con no pocos momentos de humor, dar mayor protagonismo y peso a algunos de sus personajes menos populares, como Black Widow (Scarlett Johansson) y Hawkeye (Jeremy Renner).

En términos generales, la trama es bastante simple, pues se reduce a los esfuerzos de un poderoso villano por sojuzgar a la humanidad (aunque en este caso más bien busca su extinción). Sin embargo, tendrá que enfrentarse a la fuerza y las habilidades combinadas de este equipo liderado por Iron Man (Robert Downey Jr.) y el Capitán América (Chris Evans).

El rasgo distintivo de esta amenaza llamada Ultrón es su origen, pues irónicamente resulta ser producto de un bienintencionado plan para crear un programa cuyo objetivo es mantener la paz y defender a la Tierra de amenazas externas. Así sea de manera superficial, la historia reflexiona sobre algunas de las implicaciones del desarrollo de inteligencia artificial, así como sobre el temor a dar vida a entidades capaces de tomar decisiones de manera autónoma al grado de volverse contra sus creadores.

Desafortunadamente, el intrincado guion revela una falsa complejidad, añadiendo elementos arbitrarios que poco tienen que ver con la lógica interna del relato y que dejan abiertas incógnitas que convierten a Avengers: Era de Ultrón sólo en un eslabón más hacia las siguientes producciones del universo Marvel.

La mano de Joss Whedon como realizador luce especialmente en la dirección del reparto, pues pese a tener un elenco de grandes estrellas, a las que se suman otras nuevas, es generoso al dar a cada uno sus momentos de lucimiento. Por otro lado, permite al departamento de efectos visuales hacer un despliegue de su talento, con lo que consigue secuencias de acción (como en la pelea entre  Hulk y Iron Man) que van más allá de la pirotecnia que embota los sentidos y que realmente están al servicio del relato.

La cinta, pues, está a la altura de su predecesora, sin superarla, transitando de manera competente entre el humor y el drama, aunque el espectador difícilmente encontrará espacio para la sorpresa.

 
 
 
 
       

CANAL RSS
YOUTUBE
CONTÁCTANOS


DISTRITO CINE. Los contenidos de este sitio están sujetos a una licencia Creative Commons 2.5, con excepción del material (fotos, imágenes, videos) procedente de terceros.