POSTER OFICIAL
 

 

 

COCO

DIRECCIÓN: Lee Unkrich, Adrian Molina
TÍTULO ORIGINAL: Coco (2017)
PAÍS: Estados Unidos
GUION: Adrian Molina, Matthew Aldrich
MÚSICA: Michael Giacchino
DURACIÓN: 108 minutos

 
       

Juan Carlos Romero Puga | @jcromero

En mayo de 2013, Walt Disney se enfrentó al indignado patrioterismo mexicano, luego de darse a conocer su intención de registrar el nombre Día de los Muertos para un proyecto de Pixar que se encontraba en su fase de concepción, al punto de tener que explicar que su pretensión era usarlo para una producción y no tener los derechos de autor de la fiesta en sí misma. 

Disney desistió, pero el trabajo siguió. El equipo de producción realizó diversos viajes a nuestro país para conocer de las creencias de los mexicanos sobre la muerte, trascendiendo los lugares comunes y buscando comprender de qué manera esa festividad de cada 2 de noviembre se convirtió en un acto de fe sobre la persistencia espiritual en este mundo de las personas que se han ido.

Finalmente, Pixar nombró Coco a su película, la cual nos presenta a Miguel, el miembro más pequeño de una extensa familia de zapateros, quien en secreto sueña con ser como Ernesto de la Cruz, una suerte de cantante ídolo del pueblo, que dejó su música y sus películas. Sin embargo, en el hogar del pequeño está prohibida la música, pues persiste el recuerdo amargo del tatarabuelo, quien abandonó a la familia para hacerse músico.

Miguel desafía a su familia y en pleno Día de Muertos profana accidentalmente una tumba que lo conduce a la tierra de los difuntos –con todo y su mascota, un xoloitzcuintle llamado Dante–, donde comienza una aventura por llegar hasta su ídolo, el único que aparentemente puede ayudarle a cruzar el puente y reencontrarse con los vivos.

Los directores Lee Unkrich y Adrian Molina no pueden evitar del todo la mirada del turista asombrado, pero por sobre cualquier cosa, la suya es una aproximación respetuosa, imaginativa e incluso llena de humor de una herencia cultural de los mexicanos, así como a la importancia de la familia que perpetúa prácticas y tradiciones, pero que primeramente da un sentido valioso de pertenencia y de lealtad.

En este recorrido por el otro mundo se aprecian detalles de los callejones y del Teatro Juárez de Guanajuato, el Panteón San Miguel de Oaxaca, el Palacio de Bellas Artes y el interior del Palacio de Correos, entre otros sitios. Coco no sólo se inicia con un breve relato en hojas de papel picado, homenajea la época de oro del cine mexicano o la vida que Posada le inyecta a los difuntos, también se burla despiadadamente de intocables iconos como Frida Kahlo y su vistoso folclorismo o hace referencia a la disciplina impuesta por las madres mexicanas con ese artefacto llamado chancla.

La película es impecable y asombrosa en lo visual, además de ocurrente y emocionante. Sin embargo, guarda por ahí una vuelta de tuerca que hace que toda la pieza sea conmovedora y profundamente entrañable por cuanto apela a la memoria como uno de los más grandes dones humanos, además de revelar el porqué del nombre de la cinta.

Justo por eso, también es apropiado recordar a los indignados patriotas que, cantando el Himno Nacional  nos advertían que Disney y Pixar pretendían privatizar el Día de Muertos. Todos esos ya pueden irse al carajo. 

 
 
 
 
       

CANAL RSS
YOUTUBE
CONTÁCTANOS


DISTRITO CINE. Los contenidos de este sitio están sujetos a una licencia Creative Commons 2.5, con excepción del material (fotos, imágenes, videos) procedente de terceros.