EL DESCANSO

DIRECCIÓN: Nancy Meyers
TÍTULO ORIGINAL: The Holiday (2006)
PAÍS: Estados Unidos
GUION: Nancy Meyers
FOTOGRAFÍA: Dean Cundey
MÚSICA: Hans Zimmer
DURACIÓN: 138 minutos

 
       

Juan Carlos Romero Puga | @jcromero

Al menos en un par de aspectos, El descanso es una comedia interesante. Las fortalezas en el guion, que por momentos sacan la cinta de lo convencional, y las actuaciones de Kate Winslet y el veterano Eli Wallach hacen de la experiencia algo mucho más disfrutable de lo que pudiera pensarse.

Pero la película está infortunadamente partida en dos, hecha de dos materiales de comedia diferentes que juntos no hacen sino un producto apenas entretenido. Primero, la historia.

Amanda (Cameron Diaz) trabaja en California como editora de tráilers cinematográficos. Iris (Winslet) es una eficiente reportera de sociales del London Daily Telegraph. Mientras la primera decide dar por terminada una relación de un tiempo atrás, la segunda toma la decisión de alejarse de su exnovio, quien acaba de comprometerse con otra. Con la intención de cambiar de aires ambas optan por tomarse unas vacaciones y se conocen en un sitio en internet especializado en intercambio temporal de casas.

Sin pensarlo mucho, ambas acuerdan cruzar el océano y habitar la casa de la otra durante dos semanas. En Inglaterra, Amanda conoce a Graham (Jude Law), el hermano de Iris, quien inesperadamente llama a la puerta. En Los Ángeles, Iris inicia una peculiar amistad con Arthur (Wallach), un viejo guionista de la época dorada del cine de EU, y Miles (Jack Black), un compositor de música para varias cintas. De ahí en adelante El descanso se vuelve dos cosas distintas, incluso casi opuestas.

En Londres tiene lugar una predecible y muy ingenua historia de encuentro casual, lágrimas y desenlace impulsivo. La pareja romántica de Cameron Díaz y Jude Law cae en todas las convenciones tontorronas que se conozcan, sin dar un solo espacio a la sorpresa y haciendo uso del más chocante de los recursos: llamar amor a una relación de menos de 48 horas de iniciada. Nada, excepto el hecho de que el actor inglés es la encarnación de las fantasías de muchas mujeres, explica que esta parte de la cinta tenga razón de ser.

Paradójicamente, al otro lado del mundo, en suelo americano la otrora protagonista de Titanic le aporta algo de real humanidad al filme sin tener que meterse en una cansina relación de amor-desamor. El encuentro con Miles, el personaje interpretado por Jack Black tarda en darse y su romance (si es que lo hay) se limita a una o dos secuencias. Este relato fluye de manera más orgánica, debido a que la guionista y directora hace de los diálogos intimistas y de las reflexiones de sus actores algo más importante que los besos apasionados y el arrobamiento por la perfección física.

La nostalgia con que el viejo Eli Walach habla del mundo del cine y la forma en que abre ese mundo ante los ojos de su nueva amiga son invaluables. Ambos, junto con Black, rescatan la memoria colectiva, las frases emblemáticas de los grandes romances de Hollywood y la música que marcó filmes que no pocos conocen. Es difícil saber si existe intencionalidad, pero llama la atención que un relato que se desarrolla en el contexto norteamericano contenga más y mejores elementos (en lo narrativo y en lo actoral) que lo que vemos paralelamente en el Reino Unido.

Al final, la directora se sale con la suya. Nancy Meyers se ha dedicado en los últimos tiempos a la comedia puramente femenina. Responsable de cintas como Alguien tiene que ceder (2003) y Lo que ellas quieren (2000), sus trabajos reproducen de manera más que eficiente las viejas fórmulas, echando mano de sólidos elencos que introducen detalles que hacen cierta agradable diferencia.

Por ello, no pasarán inadvertidos los paneos a algunos actores conocidos ni la voz de Hal Douglas, la maravillosa voz que se encuentra prácticamente detrás de todos los tráilers cinematográficos que conozcamos, y quizás a estas alturas una de las figuras más icónicas del negocio.

 
 
 
 

CANAL RSS
YOUTUBE
CONTÁCTANOS


DISTRITO CINE. Los contenidos de este sitio están sujetos a una licencia Creative Commons 2.5, con excepción del material (fotos, imágenes, videos) procedente de terceros.