GLORIA

DIRECCIÓN: Christian Keller
TÍTULO ORIGINAL: Gloria (2014)
PAÍS: México
GUION: Sabina Berman
FOTOGRAFÍA: Martín Boege
MÚSICA: Lorne Balfe (con canciones de Gloria Trevi)
DURACIÓN: 127 minutos

 
       

Juan Carlos Romero Puga | @jcromero

Gloria Trevi fue socia y pareja de un hombre que más tarde sería procesado judicialmente por los delitos de violación agravada y corrupción de menores. Durante años, vivió abusos de él, lo justificó, fue su gancho para atraer a su esfera de influencia a niñas que querían ser como ella y pasó cinco años en prisión como supuesta copartícipe de sus delitos. Gloria, la cinta del suizo Christian Keller, es, sin embargo, un producto que hace concesiones a la historia de la cantante, omite aquí y allá, rompe lanzas contra sus enemigos y también la justifica: todo lo hizo por amor.

Innegablemente entretenida de principio a fin, aunque marcadamente fallida en el desempeño de su elenco secundario (pobrísimo), la cinta tiene en Sofía Espinosa y Marco Pérez a dos actores que se bastan para mostrar le enfermiza relación entre Gloria y el compositor-productor Sergio Andrade, quien como manager la somete y humilla, al mismo tiempo que la convierte en cómplice. El juego entre el sociópata y la víctima sin autoestima ni estructura se vuelve por mucho lo mejor del trabajo, lo mismo que los momentos en que la actriz interpreta a Trevi sobre el escenario.

De no tratarse de figuras públicas, la cinta sería un melodrama femenino no pocas veces visto, la historia de un cautiverio a manos del hombre encantador que cambia tras la luna de miel. Pero ésta pretende ser una biopic de Gloria Trevi, a cuyos escándalos TV Azteca y Televisa dedicaron más de 400 horas aire en poco más de tres años.

Sobre un guion de Sabina Berman alterado y suavizado, la película miente al pretender que Gloria Trevi fue vetada tras su primera aparición en televisión, en un arranque moralino de Emilio Azcárraga Milmo. Omite que la cantante tuvo un contrato exclusividad con Televisa hasta 1995 y que incluso filmó tres películas con el apoyo de Televicine, la productora y distribuidora del consorcio. Aunque inicialmente se intenta presentarla como genuina y no convencional, involuntariamente Gloria termina mostrando a su protagonista como un producto de una espontaneidad impostada, una rebeldía verbal y actitudinal bien coreografiadas, bajo un esquema comercial que dicta que rebelarse vende.

La película expurga el fracaso de su programa XETU Remix, del cual el diario Reforma destacó en su momento sus “aspavientos escénicos, su falta de gracia y humor gritón”, pero no olvida cobrar facturas a enemigos de la cantante, al lanzarse contra Paty Chapoy, de quien se hace una caricatura barata, y contra Aline Hérnandez, de quien se hacen comentarios cargados de misoginia.

Gloria Trevi no era la irreverente de zapatos rotos que pinta el trabajo de Christian Keller, sino una niña que quería ser famosa como Lucerito y a quien Sergio Andrade le rompió las medias en el estudio de la fotógrafa Maritza López para hacerla explotar en el monótono ambiente del pop juvenil mexicano. Lo que sí queda registrado en esta condescendiente biopic, es que gran parte de la trayectoria vital de la cantante está en algunas letras que compuso y que, aunque suene excesivo, representan el descenso a un infierno personal.

 
 
 
 
  

CANAL RSS
YOUTUBE
CONTÁCTANOS


DISTRITO CINE. Los contenidos de este sitio están sujetos a una licencia Creative Commons 2.5, con excepción del material (fotos, imágenes, videos) procedente de terceros.