INTENSA-MENTE

DIRECCIÓN: Pete Docter, Ronaldo Del Carmen
TÍTULO ORIGINAL: Inside Out (2015)
PAÍS: Estados Unidos
GUION: Meg LeFauve, Josh Cooley y Pete Docter; basado en una historia de Pete Docter, Ronaldo Del Carmen
MÚSICA: Michael Giacchino
DURACIÓN: 94 minutos

 
       

Juan Carlos Romero Puga | @jcromero

Madurar duele. Porque al crecer se derrumban la mayoría de nuestras certezas. Porque es el momento de aceptar que la tristeza acompaña la vida. Porque, como dice el Eclesiastés, se descubre que hay un tiempo para abrazarse y un tiempo para despedirse, un tiempo para estar triste y un tiempo para saltar de gusto.

Intensa-Mente, la nueva película de Pixar Studios, habla —como antes lo hizo Toy Story 3— de dejar la niñez desde el más hermoso de los lenguajes, desde las emociones genuinas y desde la inteligencia de un relato fabulado, que permite reconocerse en una historia mínima, sin obviedades, ni clichés, ni chantajes sentimentales.

En apariencia, la cinta cuenta la historia de Riley, una niña de 11 años que acaba de mudarse a San Francisco desde la fría Minnesota y que debe adaptarse a una casa y barrio nuevos, además de tener que encajar en una escuela en la que no conoce a nadie.

Sin embargo, el corazón del relato ocurre dentro de la cabeza de la pequeña donde sus emociones (Alegría, Tristeza, Desagrado, Temor y Furia) modulan su comportamiento y organizan sus experiencias, atesorándolas como recuerdos mayormente felices.

Ahí comienza una divertida, colorida y a la vez compleja explicación sobre cómo funciona nuestro cerebro y cómo reinterpretamos el mundo al paso de los años, una vez que nuevas vivencias ensanchan la manera en que lo percibimos. En ese sentido, la ejecución de los directores Pete Docter y Ronaldo Del Carmen es impecable por su capacidad de hacerlo todo tan simple como entrañable.

Intensa-Mente nos dice que somos seres complejos con un equipaje de experiencias y emociones que van definiéndonos, pero, más importante aún, se planta con absoluta convicción contra la filosofía vacía del optimismo de frases de revista, de la afirmación positiva y de la felicidad por decreto. Sus principales protagonistas, Alegría y Tristeza, muestran la manera en que una puede encontrarse en la otra, en que las mejores cosas de la vida pueden venir de sentirse profundamente desgraciado.

Lo maravilloso de esta experiencia es que la película se va con uno a casa en la forma de una emoción no resuelta, y acaso como una pregunta honesta: cómo es que una película animada logra meterse de manera tan profunda en la mente de una persona y tocar sus emociones así. Yo, lo confieso, aún no me repongo.

 
 
 
 
  

CANAL RSS
YOUTUBE
CONTÁCTANOS


DISTRITO CINE. Los contenidos de este sitio están sujetos a una licencia Creative Commons 2.5, con excepción del material (fotos, imágenes, videos) procedente de terceros.