MI VILLANO FAVORITO

DIRECCIÓN: Pierre Coffin, Chris Renaud
TÍTULO ORIGINAL: Despicable Me (2010)
PAÍS: Estados Unidos
GUION: Ken Daurio, Cinco Paul, Sergio Pablos
MÚSICA: Heitor Pereira, Pharrell Williams
DURACIÓN: 95 minutos

 
       

Juan Carlos Romero Puga | @jcromero

Gru es una mente criminal que compite por ser el más grande villano del planeta. Como buen misántropo, vive apartado de la gente en una casa negra de césped amarillento, rodeado por un ejército de pequeños lacayos amarillos. Inescrupuloso, no duda tampoco en usar a tres pequeñas huérfanas como anzuelo para llevar a cabo el más grandioso plan; sin embargo, poco a poco se descubre cambiado por ellas.

No hay mucho más que saber. La trama de Mi villano favorito no es quizá la más original, pero sus directores y guionistas han logrado que a la par de la historia familiar que intentan contarnos en primer plano, exista una línea continua de humor ligero y gags que funcionan como acompañamiento y sostén de todo lo demás.

La novedad de esta primera cinta de la compañía Illumination Entertainment radica en todo caso en el punto de vista desde el cual deciden plantearnos el sencillo relato. Es decir, vemos la perspectiva del supuesto villano que, sabremos al final de la película, no es más que un niño genio (pero no necesariamente malo) en busca de aceptación, porque al final su mayor reto no es conquistar el mundo, sino aparecer en el noticiario como autor de un enorme robo.

Si bien lo que mejor funciona del filme son las escenas de slapstick a cargo de esos pequeños lacayos amarillos llamados Minions, no hay que escatimarle al guion sus instantes conmovedores y sus numerosos momentos de humor bien ejecutados e incluso con cierta malicia (el Banco del Mal es el famoso Lehman Brothers que se fue a la bancarrota hace dos años). El trabajo de doblaje al español, con Andrés Bustamante a la cabeza del grupo, no desmerece y cumple extraordinariamente bien.

Con apenas un par de secuencias que justifiquen su lanzamiento en 3-D, Mi villano favorito es, sin embargo, una cinta que sin alcanzar los niveles de genialidad de Pixar, sí demuestra que ese estudio no tiene aún el monopolio absoluto del cine de animación infantil y que existe espacio para realizadores que quieran intentarlo con la única condición de no insultar la inteligencia del público.

 
 
 
 
  

CANAL RSS
YOUTUBE
CONTÁCTANOS


DISTRITO CINE. Los contenidos de este sitio están sujetos a una licencia Creative Commons 2.5, con excepción del material (fotos, imágenes, videos) procedente de terceros.