MONSTRUOS VS. ALIENS

DIRECCIÓN: Rob Letterman, Conrad Vernon
TÍTULO ORIGINAL: Monsters vs. Aliens (2009)
PAÍS: Estados Unidos
GUION: Maya Forbes, Wallace Wolodarsky, Rob Letterman, Jonathan Aibel, Glenn Berger
MÚSICA: Henry Jackman
DURACIÓN: 94 minutos

 
       

Juan Carlos Romero Puga | @jcromero

Monstruos Vs. Aliens es una indolora e innegablemente entretenida comedia infantil que intenta atrapar al público mayor mediante una sátira que remite al cine de monstruos de la década de los cincuenta, aunque sin un guion realmente elaborado que aporte algo más que ocurrencias y momentos que por más hilarantes que sean, no hacen una gran película en conjunto.

Todo sucede en Modesto, California. Susan Murphy, una hermosa y soñadora joven es golpeada por un meteorito el mismo día de su boda con un popular conductor de televisión local, convirtiéndose por efectos de la radiación en una mujer gigante. El gobierno de Estados Unidos se pone en alerta de inmediato, y actúa llevándola a un complejo militar donde la aíslan por semanas con otros célebres monstruos, hasta que un dictador extraterrestre amenaza con sojuzgar la Tierra y ellos se vuelven la última esperanza del planeta.

Inspirados en cintas clásicas de serie B como La mancha voraz, La mosca o El monstruo de la laguna negra, los personajes de la historia, Bob, el Doctor Cucaracha y el Eslabón Perdido —sin mencionar a Susan, que inmediatamente remite a El ataque de la mujer de 50 pies—, reciben la promesa de su libertad una vez que hagan frente a una situación de crisis que tiene paralelos innegables con cintas de ciencia ficción como La guerra de los mundos, El Día de la Independencia o Encuentros cercanos del tercer tipo.

La emergencia da pie a gags y diálogos que hacen reír de buena gana (anótenle dos al presidente de Estados Unidos intentando servirse un café latte o usando un teclado musical para comunicarse con los invasores), pero el humor apenas salpica la trama que tarda demasiado en arrancar para luego quedarse sin sorpresas. Incluso el mensaje profeminista que se atribuye a la figura agigantada de Susan —o Ginormica, como decide llamarla el gobierno norteamericano— resulta demasiado débil para ser tomado en serio.

Monstruos Vs. Aliens merece una sincera recomendación como entretenimiento; está muy lejos de ser una película aburrida, pero tiene en su contra la seguridad de una corta vida, mal endémico de DreamWorks que pese a haber producido éxitos como Shrek, no logra ser consistente en la calidad de sus títulos que lo mismo incluyen productos esforzados como Kun Fu Panda que otros rápidamente olvidados como Bee Movie. Es hora de que toda la apuesta actual que sólo parece tener que ver con la elección de un elenco de actores famosos para hacer el doblaje, cambie a hacer guiones de veras interesantes que marquen un antes y un después en la historia de esta empresa. Ya es hora.

 
 
 
 
  

CANAL RSS
YOUTUBE
CONTÁCTANOS


DISTRITO CINE. Los contenidos de este sitio están sujetos a una licencia Creative Commons 2.5, con excepción del material (fotos, imágenes, videos) procedente de terceros.