LOS NIÑOS DEL CURA

DIRECCIÓN: Vinko Bresan
TÍTULO ORIGINAL: Svećenikova djeca (2013)
PAÍS: Croacia, Serbia
GUION: Vinko Bresan, Mate Matisic
FOTOGRAFÍA: Mirko Pivcevic
MÚSICA: Mate Matisic
DURACIÓN: 93 minutos

 
       

Juan Carlos Romero Puga | @jcromero

En las escenas finales de la cinta croata Los niños del cura, un sacerdote termina de contar una larga historia. Es más que eso: es una confesión que hace a otro joven cura antes de morir en una cama de hospital, pero se niega a recibir la absolución. Sabe que le ha confiado hechos terribles que tendrá que mantener en secreto y que seguramente lo harán cuestionar su vocación, así que lo último que puede decirle es “cómo seguirás adelante... eso no lo sé”.

El tono sombrío de este final poco tiene que ver con el resto del filme, pues el director Vinko Bresan filma una divertida comedia con tintes de farsa acerca de una isla cuya población ha envejecido y en la cual han dejado de nacer niños. El protagonista, el padre Fabijan (Kresimir Mikic), es enviado a servir en la parroquia local, a cargo del carismático don Jakov, un anciano al que todos conocen bien y prefieren como guía espiritual.

El bienintencionado sacerdote sabe que su trabajo es imposible sin una comunidad de creyentes y que parte de la solución pasa por un necesario aumento en la tasa de natalidad, de modo que decide aliarse con el dueño del único kiosco que vende condones en el pueblo para agujerar todos los preservativos a la venta, así como con el dueño de la farmacia para que adultere las cajas de anticonceptivos y venda vitaminas en su lugar.

La isla experimenta un cierto resurgimiento al grado de volverse un fenómeno que sucita el interés de los medios; parejas de turistas viajan al lugar para intentar embarazarse, las tasas de mortalidad y natalidad se equilibran. Todo aquello parece una bendición, hasta que deja de serlo por completo. Bresan va endureciendo su relato, mostrando sin discursos aleccionadores una descomposición paulatina de la situación que exhibe a la Iglesia como un grupo de hombres sin contacto con la realidad, que han olvidado su papel de guías para secuestrar las voluntades de miles de creyentes a los cuales dictan exactamente cómo deben vivir sus vidas, imponiéndoles cargas que ellos son incapaces de llevar.

De la noche a la mañana, en la isla hay pequeños abandonados por mujeres que no pueden quedarse con ellos, parejas profundamente infelices a las que las une sólo un embarazo no deseado, jóvenes solas para las que un bebé no es una opción de vida. De pronto, en el lugar que era una celebración de la vida ocurren varias pequeñas tragedias. Lleno de buenas intenciones, el padre Fabijan le dice a una chica que parece estar decidida a abortar “la Iglesia te ayudará”. La ayuda, por supuesto, no llega de la manera y con la oportunidad que debería hacerlo.

 
 
 
 
  

CANAL RSS
YOUTUBE
CONTÁCTANOS


DISTRITO CINE. Los contenidos de este sitio están sujetos a una licencia Creative Commons 2.5, con excepción del material (fotos, imágenes, videos) procedente de terceros.