OCEAN'S TWELVE. LA NUEVA GRAN ESTAFA

DIRECCIÓN: Steven Soderbergh
TÍTULO ORIGINAL: Ocean's Twelve (2004)
PAÍS: Estados Unidos
GUION: George Nolfi
FOTOGRAFIA: Steven Soderbergh
MÚSICA: David Holmes
DURACIÓN: 125 minutos

 
       

Juan Carlos Romero Puga | @jcromero

Tres años después de que el equipo liderado por Danny Ocean (George Clooney) lograra uno de los robos más impresionantes de la bóveda del casino Bellagio de Las Vegas, cada uno de sus miembros se ha reinsertado exitosamente en la sociedad, dedicándose a actividades perfectamente lícitas.

No obstante, Terry Benedict (Andy García), dueño de los 160 millones robados, vuelve en busca de venganza, por lo que localiza a cada miembro del equipo de Ocean para exigir no sólo el monto desfalcado, sino los intereses generados en esos tres años, sin importar que su seguro ya cubrió el monto.

Sin salida, Danny Ocean reúne nuevamente a los 11 miembros de la banda para intentar reunir el dinero por medio de un triple robo en Ámsterdam, Roma y París. Sin embargo, esta vez se interponen tanto el océano, como Isabel Lahiri (Catherine Zeta-Jones), una agente de Europol, y un aburrido millonario francés interpretado por Vincent Cassel, quien para vencer el tedio se ha convertido en un importante ladrón de arte y que ahora medirá su fuerza con los once de Ocean.

Desgraciadamente, esta secuela de Ocean's Eleven tiene sus altas y sus bajas, y justamente su mayor debilidad radica en que no logra convencer como una extensión de la película rodada en 2001.

Si bien en la primera cinta los once delincuentes tenían un papel fundamental en el robo de la bóveda de modo que podía verse cada paso de un golpe elaborado con ingenio y extremo cuidado, en Ocean's Twelve el peso recae principalmente sobre la figura de Catherine Zeta-Jones y Brad Pitt, y en menor medida sobre George Clooney, Vincent Cassel y Matt Damon, de modo que el resto del elenco se vuelve absolutamente prescindible.

De hecho, pese a estar relegada a un plano secundario, los mejores minutos de la cinta se los lleva Tess (Julia Roberts), quien se autoparodia al hacerse pasar por la Julia Roberts de Hollywood, lo que la lleva a vivir un momento sumamente incómodo, ya que se encuentra con Bruce Willis, quien no para de preguntarle sobre su vida, su embarazo y su marido.

El trabajo de Steven Soderbergh, hay que decirlo, es menor respecto a la precuela de 2001; sin embargo, no llega a ser —como afirman varios críticos, parafraseando la campaña publicitaria del filme— una “gran estafa”. Ocean's Twelve se deja ver pese al talento desperdiciado y si lo que uno quiere es pasar sólo un buen rato, el filme lo logra con cierto éxito.
 
 
 
 
 
       

CANAL RSS
YOUTUBE
CONTÁCTANOS


DISTRITO CINE. Los contenidos de este sitio están sujetos a una licencia Creative Commons 2.5, con excepción del material (fotos, imágenes, videos) procedente de terceros.