SHREK TERCERO

DIRECCIÓN: Chris Miller, Raman Hui
TÍTULO ORIGINAL: Shrek the Third (2007)
PAÍS: Estados Unidos
GUION: Jeffrey Price, Peter S. Seaman, Chris Miller, Aron Warner; basado en una historia de Andrew Adamson
MÚSICA: Harry Gregson-Williams
DURACIÓN: 93 minutos

 
       

Juan Carlos Romero Puga | @jcromero

Shrek le hizo mucho bien al cine infantil, que hasta 1995 (con el estreno de Toy Story) había sido monopolizado por las sosas historias de princesas salvadas por caballeros gallardos en un mundo en el que la virtud y la corrección parecían ser lo único valioso.

Pese a lo que muchos han asegurado, si bien Shrek 2 (2004) fue antes que otra cosa una consecuencia del éxito económico de la primera parte, también conservó intacto el espíritu subversivo y festivo de ésta, añadiendo personajes y elementos que permitían seguir el juego de romper con los estereotipos.

Dreamworks ha caído, sin embargo, en la dinámica mercantilista que se proponía cambiar y ha producido una tercera parte poco imaginativa que muestra, sin ninguna duda, que la novedosa fórmula se ha agotado.

Los personajes no han dejado de ser simpáticos, pero han perdido su frescura y su altanería pasadas, en aras de convertirse en elenco fijo de una historia que no logra enganchar y que se agota en una sucesión de gags, no siempre efectivos.

Esta vez, el rey Harold ha caído gravemente enfermo, por lo que Shrek y Fiona tienen que tomar temporalmente el lugar de reyes de Muy Muy Lejano. Ante la inevitablemente muerte del monarca, Shrek aparece como el lógico heredero del trono, lo cual lo aterroriza, de modo que se embarca en un viaje para encontrar al segundo en la línea de sucesión para que se haga cargo del reino.

Mientras esto sucede, el Príncipe Encantador decide dar un golpe de Estado, con un ejército formado por los villanos de los cuentos infantiles más populares, mientras que Fiona y otras heroínas como Blanca Nieves, Bella Durmiente y Cenicienta preparan la defensa del castillo.

El caso es que hay varios elementos que ya no funcionan tan bien. La dualidad de Fiona como princesa perfecta y al mismo tiempo mujer moderna liberada se ha perdido por completo, para efectos de meterla en los bretes de la maternidad, mientras que la química entre Shrek y Burro ha dejado de ser tan hilarante, para dar paso a un intercambio de insultos entre este último y el Gato con Botas de Antonio Banderas, que quedan en un plano bastante secundario.

En síntesis, hablamos de momentos salpicados de humor irreverente, como los diálogos divertidamente inverosímiles entre los supuestos adolescentes de este mundo de facha medieval, pero sólo eso. El guion no da suficiente juego al equipo de heroínas que levantan un poquito el flojo nivel de la trama, ni se esfuerza en hacer más reconocibles los rasgos característicos de los malos del cuento. Ni siquiera la banda sonora resulta tan buena como en las dos primeras cintas.

El arte digital es quizás el departamento en el que menos sale debiendo la cinta; no hay duda de que los episodios de esta trilogía siguen siendo el ejemplo para otras cintas infantiles que emplean la animación generada por computadora, pero en poco tiempo esto dejará de ser suficiente.

Aunque ya se sugiere que habrá una nueva cinta para 2010, si se toma como parámetro lo exhibido en ésta, lo que viene parece poco alentador. Pensándoselo bien, y con tiempo para trabajar en un guion, el Gato con Botas podría bastarse para un proyecto interesante y taquillero. Ya veremos.

 
 
 
 
 

CANAL RSS
YOUTUBE
CONTÁCTANOS


DISTRITO CINE. Los contenidos de este sitio están sujetos a una licencia Creative Commons 2.5, con excepción del material (fotos, imágenes, videos) procedente de terceros.