POSTER OFICIAL
 

 

 

UN SUEÑO POSIBLE

DIRECCIÓN: John Lee Hancock
TÍTULO ORIGINAL: The Blind Side (2009)
PAÍS: Estados Unidos
GUION: John Lee Hancock; basado en el libro The Blind Side: Evolution of a Game, de Michael Lewis
FOTOGRAFÍA: Alar Kivilo
MÚSICA: Carter Burwell
DURACIÓN: 129 minutos

 
       

Juan Carlos Romero Puga | @jcromero

En 2005, en un abierto rechazo a los valores religiosos de Mel Gibson, la Academia no accedió a darle un lugar a La Pasión de Cristo entre las mejores cintas del año; sin embargo, cinco años después, con muchos millones de por medio y un buen lobby, sus miembros admitieron un bodrio edificante llamado Un sueño posible (The Blind Side), cuyo menor defecto es ser una película ordinaria.

Basada en la historia de Michael Oher, tacle ofensivo y número 74 de los Cuervos de Baltimore de la NFL, se esperaría que la cinta mostrara cómo un joven aparentemente sin futuro y sin educación llegó a la Universidad de Mississippi para de ahí saltar a una de las ligas deportivas más importantes del mundo. Sin embargo, este relato se centra en el elogio a Leigh Anne Tuohy (Sandra Bullock), una mujer blanca, anglosajona y rica, para quien el muchacho negro parece ser un nuevo proyecto de caridad.

Oher (Quinton Aaron) es presentado como un ser sin voluntad propia, al que hay que tratar como un oso entrenado para que actúe y y al que hay que decirle lo que quiere en la vida. Aunque el director intenta pasar estos pasajes a través del humor, el trasfondo es verdaderamente insultante; lo que John Lee Hancock realmente quiere que hacernos ver como el gran acto heroico de esta familia de boyscouts —dueños de 85 establecimientos de Taco Bell y KFC—, no es el hecho de enviar al muchacho a una escuela, sino el darle trato de humano, a pesar de su condición de negro, y permitirle incluso comer lo mismo que ellos.

Ni la simpatía de Bullock logra ocultar escenas indignantes como en la que su personaje toma la decisión de comprarle una cama al enorme Michael, pues éste le ha arruinado un sillón de 10 mil dólares mientras duerme en la sala. De hecho, su condición de objeto se hace patente cuando prácticamente a punto de graduarse de preparatoria y con una beca para jugar futbol colegial, la mujer se pregunta por primera vez si el muchacho de veras tiene deseos de estudiar o de estar en una cancha.

El Oscar concedido a Bullock por este papel parece inexplicable, pero la cinta tiene suficientes momentos de melodrama manipulador para conmover a un público que se ha acostumbrado a ver el asistencialismo y los teletones como la expresión máxima de la solidaridad entre las personas. Un sueño posible es una apología de esa escoria blanca, conservadora, que busca ganarse el cielo con sus buenas obras y que ven en los negros, los latinos, los indios, gente que necesita ser rescatada e incorporada a su estilo de vida aséptico y perfecto.

 
 
 
 
       

CANAL RSS
YOUTUBE
CONTÁCTANOS


DISTRITO CINE. Los contenidos de este sitio están sujetos a una licencia Creative Commons 2.5, con excepción del material (fotos, imágenes, videos) procedente de terceros.